El principal objetivo es quedarse a vivir o alquilar las propiedades dentro de la capital uruguaya.

Plaza Independencia de Montevideo

Punta del Este dejó ser atractivo para los inversores argentinos. Es que, como en consecuencia de la pandemia, el balneario más exclusivo de Uruguay no recibe turistas y mantener una propiedad ociosa del otro lado del río es muy costoso. En este contexto, muchos buscan diversificar su negocio y a través de la «permuta», desembarcar en Montevideo.

«Hoy, tuve el caso de un matrimonio de argentinos que decidieron vender su propiedad en donde vivían, en la zona norte de Buenos Aires, y están averiguando para poner en venta su casa en Punta del Este, con la intención de comprar dos o tres inmuebles en Montevideo: uno para vivienda permanente y el resto, para generar una renta», ejemplificó Ricardo Mataloni, Director Comercial de la desarrolladora Vitrium Capital.

Este es uno de los tantos casos que están surgiendo ahora en el mercado inmobiliario uruguayo. «Muchos quieren dar su propiedad en parte de pago. Ponen la diferencia y adquieren, por lo menos, dos unidades en Montevideo, donde el alquiler es todo el año», agregó el especialista.

«Hay muchos apartamentos en oferta en Punta del Este que buscan canjear por unidades en Montevideo. Lo que quieren es achicar los gastos fijos, por lo menos, de las expensas», remarcó, por su parte, Teófilo Banchero, CEO de la desarrolladora Banchero Real Estate.

Hoy, la principal preocupación de los argentinos que tienen propiedades en Punta del Este es reducir los costos de mantenimiento. «Tenemos para colocar varias unidades en Montevideo de clientes que nos entregan como parte de pago sus apartamentos en Punta del Este en busca de gasto cero, aunque les entreguemos la unidad dentro de dos años», agregó el especialista.

¿Por qué eligen Montevideo? El principal atractivo es la posibilidad de rentar la unidad a los propios uruguayos. Además, los precios para acceder a un inmueble en la capital uruguaya son tentadores.

Según los brokers cisplatinos, las viviendas Promovida se afianza en Montevideo como una buena opción de inversión, con precios accesibles, expensas económicas y un retorno por alquiler que ronda entre el 5% y el 6% en dólares.

«Hoy, un apartamento de dos ambientes tiene un precio de US$ 100.000 y un monoambiente tiene un piso de US$ 80.000. Es decir, con una unidad en Punta del Este se puede diversificar el negocio con hasta 3 unidades en la capital», remarcó Mataloni.

Si bien son pocas las operaciones que se están concretando, por las trabas para operar, hay movimiento y las constructoras ofrecen facilidades para que los argentinos puedan definir su compra. «Contamos con oficinas en Buenos Aires y ofrecemos poderes para que las operaciones se hagan sin la necesidad de viajar, agregó.

«Volvimos a ver un interés por parte de los argentinos. Pero no solo para comprar un inmueble como inversión, sino para radicarse en el país. Buscan estabilidad económica y menos presión impositiva», subrayó.

Mercado interno

La realidad es que la situación no es la misma para aquellos dueños de una casa que un departamento. «Hoy, las casas se alquilan al mismo uruguayo que busca escaparse de la capital y conectarse con la naturaleza con los beneficios del home-office«, indicó Gonzalo Martínez Vargas, de Moebius Real Estate, inmobiliaria uruguaya.

«Los edificios cuentan con amenities, pero en esta situación, no se pueden utilizar. En esos casos, no es muy atractivo. Pero poniendo precios bajos se puede llegar a encontrar un interesado que busca alejarse de Montevideo», agregó el especialista.

Para el matriculado, hoy, comprar en Punta del Este puede resultar atractivo para los inversores que encuentran precios muy bajos. «Es difícil conseguir un comprador que quiera canjear una vivienda en Montevideo por otra en Punta del Este», resumió.

Aunque, «hay inversores que son los consumidores finales, que saben que, hoy, los precios están muy accesibles y en contra-oferta se puede conseguir descuentos difíciles de igualar», agregó.

Y, si bien las permutas no parecen sencillas de acordarse, cada vez hay más consultas por este tipo de operaciones y toman protagonismo en el mercado de bienes raíces del otro lado del río.

Publicado en El Observador

Fecha de Publicación: 10 de Mayo, 2021