CEO de Vitrium > empresario argentino dijo que la Ley de Vivienda Promovida “es un caso de éxito” en la región.

En diálogo con CRÓNICAS, el director de Ananikian Negocios Inmobiliarios, Wilder Ananikian, y el CEO de la consultora Moebius, Gonzalo Martínez, prevén “un movimiento interesante” y un aumento considerable en el interés argentino por el inmueble uruguayo una vez se abran las fronteras a partir de setiembre. El titular de la Cámara Inmobiliaria, Leon Peyrou, aclaró que el verdadero impacto será a partir de noviembre, cuando el país esté abierto “al público en general”. Además, los tres actores realizaron predicciones sobre el rendimiento del sector, y se espera que el año cierre favorablemente, y que el próximo también sea de crecimiento.

El interés de los argentinos por Uruguay, particularmente por el sector inmobiliario del país, es algo histórico. En las últimas semanas ha trascendido el interés de empresarios o grupos empresariales de la vecina orilla buscando invertir en este sector, aunque distintos actores confirmaron a CRÓNICAS que esto no es algo nuevo.

Wilder Ananikian, director de Ananikian Negocios Inmobiliarios y expresidente de la Cámara Inmobiliaria del Uruguay (CIU), aseguró que actualmente se transita una “tercera ola de argentinos”. La primera fue luego de las elecciones PASO de ese país, a fines de octubre de 2019; la segunda, durante la pandemia; y la tercera se espera a partir de la apertura de fronteras, desde el próximo 1° de setiembre. Por esta línea, el actual titular de la CIU, Leon Peyrou, concordó en que a fines de 2019 se intensificó la llegada de capital inversor de parte de Argentina, aunque por una razón distinta: “Hay un resultado electoral en Uruguay (con la victoria de Luis Lacalle Pou) y se anuncian algunas medidas de estímulo a las inversiones y modificaciones en cuanto a los montos para obtener la residencia tanto personal como fiscal”.

En este sentido, el CEO de la consultora inmobiliaria Moebius, Gonzalo Martínez, calculó que hay alrededor de unos 90.000 propietarios argentinos en Uruguay. Asimismo, en base a una investigación realizada por esta empresa, desde 2011 los argentinos han comprado más de 1.200 inmuebles —a través de vivienda promovida— e invirtieron casi US$ 125 millones. Un dato no menor es que esa cifra corresponde a Montevideo, no a la totalidad del país; e incluso dentro de la capital, se refiere a los barrios más capitalizados (Centro, Cordón, Ciudad Vieja, Barrio Sur y Palermo, principalmente).

Sabido es que a partir de setiembre Uruguay abrirá sus fronteras exclusivamente a extranjeros que posean propiedades en el país. ¿Cómo impactará esto en el mercado inmobiliario?

Vecinos inversores

Para Ananikian, la conectividad “va a mejorar” desde ese mes hasta noviembre, por lo que “va a haber un movimiento interesante”, aunque aclaró que todo va a depender también de cómo se termine de dilucidar el tema en Argentina en ese período. Por su parte, Martínez consideró que la apertura de fronteras moverá “considerablemente” la aguja para el sector, ya que vendrá “una cifra importante” de argentinos, entre 10.000 y 15.000, y subirá el costo de las propiedades.

A modo de ejemplo, el empresario sostuvo que hoy se están comercializando unidades por US$ 85.000, pero proyectó que en octubre o noviembre ya no estarán más en esa cifra. “Esas unidades ya se van a haber vendido, entonces van a estar más caras y, a su vez, las que queden van a estar más caras todavía porque se sabe que es un tema de oferta y demanda”, apuntó el CEO de Moebius.

Sin embargo, para el presidente de la Cámara Inmobiliaria, el auge no se verá tan pronto. A su entender, sí habrá más consultas a partir de setiembre, pero será a partir de noviembre —cuando las fronteras se abren para el público en general— cuando realmente se note un impacto considerable en el sector inmobiliario.

Dicho esto, los expertos realizaron proyecciones de cara al futuro cercano para su rubro. Para Peyrou, 2021 terminará con menos movimiento que 2020 (teniendo en cuenta, indicó, que el año pasado “no fue el peor año” a pesar de la crisis pandémica), y a 2022 “lo vemos auspiciosamente”, indicó. Ananikian, por su parte, consideró que el último trimestre de 2021 “va a terminar de corregir un año que tuvo idas y venidas”. En tanto, Martínez prevé que el sector crecerá “mucho” con respecto al año pasado; en este marco, instó a que se debe apuntar a barrios nuevos dentro de la capital.

“Hay que salir un poco del Centro, de Cordón, pensar un poco más en La Blanqueada, en el Prado, quizás algo más afuera”, arriesgó.

Evaluación positiva

La Ley de Vivienda Promovida (N° 18.795) es una norma que prevé la facilitación de la llegada de inversiones inmobiliarias al país. A partir del año pasado, gracias a unas modificaciones realizadas por el gobierno de Lacalle Pou, se mejoraron aún más las condiciones de acceso a la vivienda y se establecieron exoneraciones fiscales todavía más beneficiosas para los inversores.

De esta manera, los tres actores evaluaron favorablemente este instrumento. El extitular de la Cámara la llamó “la vedette” de las inversiones “porque tiene buen retorno”, además de que “hay empresas que no tienen ni una unidad para vender porque se termina (de construir) y se vende por completo para venta y con valores acordes”, explicó Ananikian. Por esta línea, el presidente actual de la gremial la tildó como el foco de las inversiones, con lo que concordó también el CEO de Moebius, ya que la exoneración de impuestos para el propietario genera valores más bajos.

Además, profundizó Martínez, Uruguay cuenta con otras herramientas para promover la inversión, a saber, las aseguradoras como garantía de alquiler. “Eso genera cero morosidad (…) en cuanto al arrendamiento y gastos comunes. Argentina ha tenido este año un 50% de aumento en los gastos comunes, mientras que en Uruguay, al ajustarse por el Índice de Precios del Consumo (IPC), estamos en un 3%; hay una gran diferencia”, sostuvo el empresario.


Entre nosotros nos entendemos

El presidente de la Cámara Inmobiliaria dialogó también sobre la Ley del Operador Inmobiliario, un nuevo instrumento en el que trabaja la gremial para que quienes operen en el sector “cumplan con todas las obligaciones y tengan algún derecho consolidado”, afirmó. En este sentido, Peyrou dijo que desde la Cámara Inmobiliaria no quieren que haya operadores informales que lucren con la actividad, mientras que los formales “estamos cargados de responsabilidades, retención de impuestos, debida diligencia, que implica toda una gestión”.

Por esto, desde la gremial empresarial se espera que esta normativa sea aprobada. Peyrou acotó que se han reunido con el secretario de Presidencia y los ministros de Vivienda y Trabajo, quienes vieron esto con buenos ojos. “Realmente creen que va de la mano con una imagen país, que los operadores inmobiliarios sean gente calificada”, finalizó el empresario.


Desde adentro

Sobre el tema inmobiliario, CRÓNICAS dialogó también con Federico Gagliardo, CEO de Vitrium Capital, una empresa inmobiliaria argentina que ya tiene proyectos en Uruguay pero sigue apostando por más.

Actualmente se encuentran ya finalizados los edificios 01 Parque Batlle, 01 Las Artes (en Montevideo) y Carmelo Golf (en Colonia). Además, se encuentran en construcción dos más: 01 Libertador (ubicado sobre esa avenida) y 01 del Centro; y se prevé iniciar la construcción de 01 Sync (en el barrio céntrico de la capital) el año próximo.

De estos proyectos, todos los ubicados en Montevideo están enmarcados en la Ley de Vivienda Promovida, la cual “es un caso de éxito” en la región, felicitó Gagliardo. “Es una ley que ha roto con el fantasma de que eliminar impuestos es perjudicial para la economía (…) y ha generado un paraguas de inversión espectacular, así que ha sido muy beneficioso”, evaluó.

En total, Vitrium lleva invertido en el país alrededor de US$ 60 millones, según las estimaciones del empresario. Dicho esto, Gagliardo adelantó que tiene planes para seguir volcando dinero en el país en el futuro cercano. “Esperamos estar en los próximos 20 años en el país, así que tenemos idea de hacer —por lo menos— 20 proyectos más”, vaticinó.

Al respecto, Gagliardo expresó que Uruguay “tiene la clase media más grande de Latinoamérica como proporción de su población”, por lo que es un mercado “muy atractivo” para su empresa. “Tienen una economía y políticas de Estado muy estables, es un país predecible y con baja calificación de riesgo; para nosotros ha sido un excelente mercado”, valoró.

Mientras tanto, el empresario argentino se refirió a la apertura de fronteras. Si bien no mencionó algo puntual sobre la primera etapa, sí resaltó que a partir de noviembre, con la apertura general, el nivel de demanda va a subir sustancialmente.

Publicado en Cronicas Económicas

Fecha de Publicación: 27 de Agosto, 2021