La Ley 18.795, creada en Agosto de 2011, tiene como objetivo facilitar el acceso a viviendas, tanto compra o alquiler a sectores de ingreso medio y medio bajo.

El programa promueve la inversión privada en viviendas de interés social mediante la asignación de exoneraciones tributarias y la creación de un nuevo Fondo de Garantía para Desarrollos Inmobiliarios.

Esta ley invita a volcar las inversiones y los desarrollos inmobiliarios a zonas urbanas como son: Centro, Ciudad Vieja, Cordón, Palermo, Parque Batlle, Tres Cruces, La Blanqueada, Aguada y otras.

Hasta la fecha se han construido y aprobado proyectos por 17.400 viviendas promovidas.

Beneficios para compradores finales
1) Precios más accesibles
2) Financiación de hasta el 85% con el BHU y Bancos Privados.
3) Exoneración del Impuesto a las Transmisiones Patrimoniales (ITP) que corresponde
al 2% del Valor Real al primer comprador.

Beneficios para inversores
A los beneficios anteriormente especificados, se le suman:
1) Rentabilidades más atractivas por tratarse de zonas donde se mejora la relación; inversión, precio de alquiler y demanda.
2) Exoneración por el plazo de 10 años del IRPF (12%) o IRAE según el caso, por la renta generada con el arrendamiento de la unidad.
3) Exoneración del Impuesto al Patrimonio por un plazo de 10 años.